Recomendaciones para mejorar la productividad laboral

Uno de los desafíos más grandes a los que hoy en día que se enfrenta una empresa es como lograr tener una buena productividad laboral; la cual se convierte en uno de los objetivos primordiales de una compañía; pues no solo va a aportar a los objetivos empresariales generales si no también al grado de competitividad que cada día crece más.


Muchas veces pensamos que entre más horas se trabajen mejores resultados se van lograr y no siempre es así ya que el número de horas no determina la productividad y en muchas ocasiones por más horas que se trabajen, se puede llegar a un punto en que posiblemente no se avanzan en las tareas ó no se cumplen como se hubiese querido. A continuación, relacionamos alguno tips y recomendaciones para mejorar la productividad laboral.


Organización del espacio de trabajo: Tener muchos documentos ó elementos sobre el puesto de trabajo puede dar la sensación de tener tareas atrasadas; lo que hace que se piense en varias cosas a la vez recargando y agotando al cerebro y por lo tanto afectando la productividad. Lo ideal es que a la hora de realizar una actividad se cuente solo con lo que se requiere en ese momento.


Planeación de actividades: Lo más recomendable para optimizar el tiempo, es enlistar las actividades a realizar, esto no solamente ayuda a organizar el tiempo si no que a la vez se convierten en objetivos; hay que fijarse en su cumplimiento diario lo cual ayudará a tener una mayor eficiencia.


Pausas Activas: Tomar pequeños descansos durante la jornada laboral es importante tanto para la productividad como para la concentración, por eso en el momento de planear las actividades también se deben planear estas pausas que ayudaran a despejar la mente, cuidar el cuerpo y evitar el agotamiento físico y mental. No solo las pausas activas ayudan a mejorar la productividad también se debe descansar y dormir el número de horas adecuado.


Finalización de tareas: Dejar tareas sin terminar no es bueno, esto lo único que hace es que se alarguen y se vuelvan complicadas afectando la productividad. Lo recomendable es dejar siempre cerradas las tareas y en el caso de actividades complicadas enfrentarlas y realizarlas en primer lugar. Otro consejo para tareas complicadas es dividirlas en pequeñas tareas lo que hará más sencillo su desarrollo y la consecución de su cumplimiento será más rápido y satisfactorio.


Comunicación interna y externa: Se debe mantener una buena comunicación con los clientes atendiendo sus solicitudes a tiempo y de forma adecuada. Entre las distintas áreas la buena comunicación no solo debe darse en reuniones sino también en la coordinación de proyectos lo cual fomenta el trabajo en equipo y a la organización de tareas.


Capacitación: Mejorar la formación de colaboradores de una compañía trae beneficios para ambas partes. Al motivar a los profesionales a que adquieran nuevos conocimientos y habilidades se logra un mejor desempeño laboral y una mayor productividad.


Programas de bienestar: Implementar actividades para salir de la rutina o el sedentarismo como por ejemplo jornadas de salud, deportivas, subsidios entre otras mejoran el bienestar de los trabajadores lo que hace que se sientan más valorados y a la vez aumenten su productividad.


Innovación: Si bien es cierto que las actividades laborales se convierten cada día más en tecnológicas es necesario contar las herramientas adecuadas no solo a nivel de equipos y herramientas sino también a nivel de sistematización, hoy en día existen muchos programas y/o software que pueden reducir costos y optimizar procesos lo que permite un aumento en la productividad.


Son muchos los factores que influyen en la productividad laboral. Es importante tener una visión actualizada, moderna y tecnológica; contar con las herramientas adecuadas y con un talento humano motivado aportará siempre a tener una mayor productividad.


0 vistas

© 2020 por Sinergy & Lowells 

Cra 7 Bis A No. 123 - 79 

Bogotá, D.C.

Teléfono: (571) 600 1155 

mercadeo@sinergylowells.com