El sector de exportación durante la pandemia

En mayo del 2020 debido a la propagación del covid-19 la economía a nivel mundial se vio drásticamente afectada y América Latina ha sido la región más golpeada. Colombia no está exceptuada de este panorama desolador y es que el año pasado el PBI nacional disminuyó un 6.8%, la peor cifra desde 1999 que disminuyó en 4.5%.

Con la llegada de la vacuna y la reactivación de las actividades gradualmente este año se espera que pueda haber un crecimiento del 5%, aunque de igual forma la incertidumbre sobre el tiempo que va a tardar la recuperación es elevada. Para poder asegurar este crecimiento el gobierno preparó una reforma fiscal que equipare el gasto adicional de 20 billones de pesos que se tuvieron que sacar . con el fin de minimizar el problema económico y sanitario que atravesaba el país.


Las empresas del sector de exportación vieron como la demanda mundial se desplomó desde la pandemia y como hubo una caída casi del 50% de las exportaciones en algunos casos. Pero no es el único reto que tienen que sobrepasar de manera interna, así como muchas empresas de otros sectores enfrentan retos internos que deben de solucionar o minimizar de tal manera que logren afrontar esta época de pandemia.


Es por eso que desde Sinergy & Lowell’s nos comunicamos con una persona del sector agroindustrial con el fin de identificar qué problemas internos se están presentando durante esta crisis sanitaria y económica. Para las empresas el simple hecho de mantener la prestación de sus servicios es todo un reto, a esto se le suma la responsabilidad o compromiso con los proveedores para que al final, los más importante que son los clientes, no se vean afectados; ya que existe oferta para poder exportar, pero no hay personal.



Desde el área de RRHH múltiples situaciones complejas que afectan no solo la productividad de la compañía sino el bienestar de los empleados. Un ejemplo de ello es la necesidad de aumentar sus horas de trabajo sin que se ponga en riesgo la seguridad en temas de traslados; recordemos que no solo se han visto afectados por la pandemia sino también por las manifestaciones. Ha sido necesario implementar con gran rapidez estrategias que logren incentivar e incrementar el compromiso de sus trabajadores. Y es que las empresas entienden que tanto ellos como sus familias deben de estar bien y se les tiene que dar seguridad para poder tener un personal comprometido y que no renuncie o se quiera ir de la empresa.


El software de nómina llega a ser un dolor de cabeza para el área, ya que algunos solo liquidan nómina y dependen de una persona para tareas manuales. Se busca la seguridad de que este software pueda estar al día con los cambios que se puedan dar en la normativa y que pueda minimizar errores más en este tiempo de pandemia que necesitan poder ser más eficientes. Es por esto que algunas empresas están buscando cada vez más poder automatizar la mayor cantidad de procesos y buscan migrar hacia otro software con la expectativa de liberar cargas y sobrecargas en el equipo de trabajo y que pueda ser un autoservicio en temas muy básicos como los certificados laborales.

El tercerizar el proceso de nómina y personal es una opción viable para ellos tanto como trabajar con una empresa o tener un software para que la empresa pueda ver otros temas que se tienen en la agenda y no se pueden poner en marcha por llevar la nómina directa.


En esta época de pandemia las empresas deben de apoyarse en la tecnología para poder sobresalir y tener una ventaja competitiva frente a la competencia. El automatizar procesos básicos o medianos abre la posibilidad de concentrarse en otros temas para poder buscar una mejora continua y crear planes tanto de crecimiento como de contingencia.





Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts